Sarosh Ashraf Janjua dijo en las redes sociales elpasado viernes que cuando un policía del estado de Minnesota la detuvo y miró su licencia de Massachusetts, le preguntó qué estaba haciendo tan lejos de casa.

Ella le dijo que viaja al estado cada mes para trabajar como cardióloga de guardia.

Janjua, de 37 años, escribió que el policía fue a su auto para escanear su número de matrícula y le dijo con firmeza que «era muy irresponsable por mi parte ir a exceso de velocidad, especialmente porque no sólo consumiría recursos si tuviera un accidente, sino que tampoco estaría en condiciones de ayudar a los pacientes». La Patrulla Estatal de Minnesota ha dicho que más gente iba a exceso de velocidad y conducía agresivamente en medio de la pandemia de coronavirus. «El Coronel Matt Langer está pidiendo a los automovilistas de Minnesota que hagan su parte para asegurarse de que haya camas de hospital disponibles para los que se ocupan de COVID-19», dijo MSP en un comunicado.

Janjua escribió que se sintió «muy castigada» y esperó a que el policía le entregara una multa. «En lugar de eso, me dijo que me iba a dejar ir con una advertencia», escribió Janjua. «Mientras yo me disculpaba y daba las gracias, él me dio lo que yo asumí que era mi licencia de conducir.»

«No fue hasta que lo recibí y me di cuenta que era otra cosa», escribió. «Cinco máscaras N95, del suministro que el estado le había dado para su protección.» Janjua dijo que el gesto la hizo llorar y «aunque puede que sólo haya sido el viento frío, creo que él también lloró un poco, antes de desearme lo mejor y marcharse».*

*Las noticias fueron sacadas de un diario judío religioso (JP morning).

Deja una respuesta