¿POR QUÉ BANQUETERÍA KOSHER?

La observancia de las leyes del Kashrut es uno de los principios fundamentales de la vida judía. Por tanto, cuando una familia tiene planes de celebrar una Simjá (alegría) con banquetería no Kosher, la cadena familiar podría romperse. No solamente el Rabino y el Jazán (Cantor), el Moré (Maestro) y los primos religiosos no podrán comer, incluso inesperados amigos y conocidos previamente no observantes le informarán que sólo comen Kosher, situación en la que a nadie le agradaría ser parte.

Recuerde, una comida realmente Kosher es aceptable para todos, y cualquier otro tipo de banquetería podría discriminar a sus invitados. Por ejemplo, el famoso “estilo-Kosher” o “Kosher-style” no es sinónimo de Kosher, ya que en este caso dependeríamos de los criterios Kosher de quien lo prepara, cosa que no siempre es sinónimo de las auténticas leyes Kosher.

Cuando un chico y una chica llegan a la edad de Bar o Bat Mitzvá y reconocen la obligación de observar las Mitzvot (precepto judío) y continuar las sagradas tradiciones de sus ancestros, es completamente contradictorio celebrar aquella ocasión con comida no Kosher ya que esto no se asemeja a las actitudes de sus ancestros. Asimismo, una cena de bodas, celebrando el establecimiento de un nuevo hogar judío, se transforma en una contradicción si es celebrada sin consideración de la tradición judía en lo que es Kashrut.

Hoy en día, banqueteros certificados tienen excelentes estándares de cocina y presentación, siendo la higiene parte crucial de la banquetería Kosher.